BODA, VINO Y CELEBRACIÓN EN EL VIÑEDO

El día de la Boda de Andy & Neto el clima fue perfecto, ni una gota de lluvia y un sol radiante iluminando el viñedo en todo momento. La ceremonia civil fue en el Jardín de Lavandas, donde Carlos Gomez de Florería Colors experto en flores colocó un arco de follajes y flores silvestres que creaba un escenario muy romántico.

Los invitados llegaron a De Cote después de haber acompañado a los novios en la ceremonia católica que se llevó a cabo en Tequis, en la hermosa parroquia de la Sagrada Asunción que se encuentra justo al centro del bello pueblo mágico.  Los invitados llegaron alegres y sedientos por dar por iniciada la celebración, por lo que pronto los recibimos con aguas frescas para calmar su sed mientras pasaban a tomar asiento a la ceremonia civil.

Tal y como lo habíamos planeado desde la iglesia, entró de nuevo el cortejo formado en parejas, lindas chicas vestidas en color lila eran las felices damas de Andrea. Entraron los padres los testigos y finalmente la novia, luciendo un vestido entallado y lleno de encajes, la espalda descubierta y la sonrisa libre.

La juez como de costumbre los esperaba ya puntualmente en el altar, lista con libro y pluma en mano, pero sobre todo con las palabras correctas para hacerles comprender tanto a los novios como a todos los presentes, la importancia del gran paso que Andy & Neto estaban por dar. Un compromiso no sólo sentimental, sino un compromiso legal, la decisión de una vida juntos, aceptando la responsabilidad de cuidar uno del otro y vivir en comunión con sus valores y creencias.

El 2 de Junio del 2018, Andrea Meléndez y Ernesto Vizcaíno fueron nombrados legalmente marido y mujer, teniendo como testigos a sus amigos más cercanos y al viñedo más bello de la región. Se escucharon los aplausos y todos los invitados caminaron juntos con los novios al Jardín del Lago donde ya los meseros los esperaban con copas servidas  con el refrescante Atempo Espumoso Brut y deliciosos canapés.

En el jardín dispusimos barricas de la bodega, complementando con sombrillas y los invitados pudieran pasar un momento agradable de convivencia previo a la recepción. En el viento se escuchaban covers de los 80`s y 90`s, el guitarrista de grupo Mantekilla y su guitarra la guitarra eléctrica se hacían parte del inicio de la celebración.

Mientras los invitados aprovechaban para felicitar a los novios y tomarse fotos, el equipo de planeación De Cote asignaba mesas de una forma muy original. Se colocó una mesa vintage y se ordenaron sutiles cajitas de cartón que parecían hechas de encaje y dentro llevaban un delicioso macarrón de frutos rojos de Tatarará Pastelería, sin duda una dulce bienvenida y una linda forma de indicar a los invitados su número de mesa.

Pronto pasó el tiempo de coctel y los invitados tomaron sus asientos, los esperaban mesas largas con guías de follaje que colgaban hasta el piso, toda la decoración en blanco y verde, elegante y con un toque divertido en tono baby Pink los dejaba en pausa, disfrutando el momento. Sobre la pista de baile un candil de figuras en forma de diamante y follajes colgantes para coronar la celebración que duraría hasta las 3:00 am iluminada por los expertos de Ambar Iluminación.

Y de pronto los aplausos, los novios celebrando en la pista iluminada y cantando una de sus canciones favoritas, el Grupo mantequilla había cumplido su sueño y estaban listos listos para comenzar con la diversión, con los momentos inolvidables y con el recuento de todos los retos que los llevaron hasta ese día…

El banquete fue delicioso, elegido por los novios previamente durante la prueba de menú, sopa mestiza de hongos para abrir el apetito, atún sellado de segundo tiempo, que fue muy adecuado para el clima y postres sublimes en sabor y presentación, siendo Le Cuisine los encargados de cuidar cada detalle llevado a la mesa.

El vino no dejaba de servirse, incluso tuvimos que agregar algunas botellas más al pedido inicial, pues los invitados querían probar y acompañar sus alimentos en todo momento por los vinos elegidos por los novios, el elixir de De Cote, Atempo Sauvignon Blanc e Inédito Tinto Roble siempre acompañaron los platillos y estuvieron presentes en cada brindis.

Los novios y los invitados disfrutaron tanto que más pronto de lo deseado se dieron cuenta que el sol estaba oculto, la noche se apoderaba del viñedo y llegaba el momento ideal para los fuegos artificiales. El cielo estrellado ahora adornado con crisantemos y chispas de colores daba por terminado el fin de una hermosa celebración y el comienzo de una nueva historia de amor. Si buscas este maridaje perfecto, sin duda lo encontrarás en el viñedo.

Aquí puedes ver el video de la boda. 
Escrito por Catherina Castrejón.

 

Maridaje en De Cote