PIÑATAS, FAROLAS Y ALEGRÍA

 

En estas fechas que cierran el año, Querétaro se vuelve un atractivo para visitar, conocer y redescubrirlo a través de su forma de celebrar las tradiciones navideñas.

En todo este periodo de fiestas decembrinas el Centro Histórico de la ciudad de Querétaro se llenará de luces y motivos navideños que buscarán despertar el espíritu de la época en todo aquél que visite y guste de pasear por este bello lugar de pasado colonial.

Piñatas monumentales, farolas, árboles navideños de luces dinámicas, jardineras adornadas y parpadeantes, nochebuenas de luces y una espectacular arcada de luminarias, son algunos de los elementos que enmarcan el ambiente que se vivirá en las calles, plazas y andadores más importantes del centro de la ciudad de Querétaro, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde hace más de dos décadas.

El Jardín Zenea, que alberga cada año un tradicional y espectacular nacimiento navideño, se iluminará de estrellas en una forma especial, y los principales andadores serán adornados con temáticas luminarias para que los transeúntes tomen las mejores fotos de sus paseos por el centro.

Además, para goce de niños y personas de todas las edades, en la plazuela del Jardín Guerrero se instalará una pista de hielo, bajo un árbol de navidad decorativo, abierta al público, donde la gente podrá patinar y deslizarse sobre la fría superficie con la alegría propia de estas fechas.

Las calles del primer cuadro verán desfilar los tradicionales Carros Bíblicos, una costumbre navideña que ha perdurado en Querétaro desde hace un siglo, y los puestos de buñuelos dulces y antojitos mexicanos darán vida a estas frescas noches invernales, sin olvidar que todos los sábados de diciembre sonarán las guitarras y los cantos de las estudiantinas en sus entretenidas callejoneadas.

Del 2 de diciembre al 12 de enero, te invitamos a disfrutar de este bello estado y de una de las ciudades más atractivas de México, que se iluminará con el grandioso decorado a cargo de la Secretaría de Turismo del Estado, que busca retomar los elementos tradicionales de las celebraciones navideñas mexicanas y llenar así del ambiente, el espíritu y la alegría que irradia la gente a su paso.

la multitud toma fotos al pasar por las arcadas de luminarias en el centro de Querétaro