Paraíso pacífico y fotográfico

Entre sus atractivos se cuentan paisajes campiranos que respiran entre verdes planicies y cuerpos de agua. Es también un pueblo que mantiene su identidad a través del tiempo, ya que es común encontrar indígenas artesanos que todavía visten sus trajes típicos y mantienen sus tradiciones vivas.

En este municipio los trabajos de alfarería son inigualables, las manos artesanas son la raíz de las bellas piezas y utensilios de cerámica que podrás encontrar entre sus callejones y calles. Además, muchas familias indígenas trabajan en la elaboración de prendas típicas y muñecas artesanales de origen otomí, las cuales hoy en día son parte del gran patrimonioi cultural del estado de Querétaro.

Los bosques y lagunas que rodean a Amealco lo convierten en un lugar ideal para practicar el ciclismo de montaña, la escalada a rappel o la pesca deportiva; por lo que si buscas un lugar para divertirte con los niños, el Parque Recreativo Cerro de los Gallos tiene muchos juegos al aire libre en medio de un ambiente natural y ecológico; o bien, para un ecoturismo más abierto, La Beata es una extensa zona natural para caminar, admirar sus lagunas, variedad de flores, árvboles y aves rodeado de aire puro
y fresco.``

Así, pasar un fin de semana entre la naturaleza bucólica de Amealco se vuelve algo necesarios. Para eso, existen diversos campamentos con cabañas que satisfacen este deseo. En las Cabañas Jajelilo, por ejemplo, a sólo 15 minutos de la cabecera municipal, podrás tener la experiencia de realizar un ritual prehispánico en los baños de temascal, donde encontrarás relajación con una tradición milenaria. Rancho Calixto, por su parte, tiene unas cabañas cómodas, en medio de un paisaje increíble que te da la posibilidad de disfrutar de ver a venados de cola blanca en su entorno natural y protegido por ser, además de un campamento bien atendido y cuidado, una Unidad de protección de Medio Ambiente (UMA).

Sobre todo, no hay que olvidar que este municipio cuenta también con una variedad gastronómica que se remonta a la época precolombina y traduce su herencia otomí y chichimeca a las exigencias de la modernidad. Uno de los platillos más típicos, es el mole de guajolote, al cual se le dedica un día a la semana para prepararse y puedas encontrar en todos lados esta delicia mexicana, por lo que es recomendable visitar Amealco los días martes. Tampoco dejes de probar las 'tostadas arrieras', el pulque de la región, el chicharrón de res y el queso artesanal.

Si estás en busca de sitios recomendables, la Ex Hacienda de San Nicolás de la Torre, el Museo de la Muñeca Artesanal, son un paso obligado, pero también visitar los talleres de muñecas otomís y los antiguos templos de Santiago Mexquititlán y San Ildefonso Tultepec, son para quienes son apasionados de la tradición encarnada en las comunidades otomís de este Pueblo Mágico.

``

DATOS DE CONTACTO

Ubicación

Plaza de la Constitución #20, Col. Centro. Amealco de Bonfil, Qro.

Teléfonos de contacto

T. (448) 2780160

Sigue esta sección

http://www.amealco.gob.mx/b/

Abrir pop